Buscar este blog

domingo, 5 de enero de 2014

Cuando las niñas y los niños exploran



Las niñas y los niños llegan a un mundo construido. Un mundo físico, biológico, social y cultural, al que necesitan adaptarse y que los necesita para transformarse. En él encuentran elementos y posibilidades para interactuar gracias a sus propias particularidades y capacidades.  Los sentidos, gustar, tocar, ver, oler, oír, cumplen un papel fundamental en la exploración por cuanto sirven para aproximarse al medio de diversas maneras. Explorar permite a las niñas y los niños cuestionarse, resolver problemas, interactuar, usar su cuerpo, investigar, conocer, ensayar, perseverar, ganar independencia. Esta experiencia implica un proceso de construcción de sentido acerca de lo que pasa en el mundo y de lo que significa ser parte de él.  Pág. 67 Estrategia de atención integral a la primera infancia.

Materiales que han sido procesados por el pensamiento humano durante años, se conciben como una propuesta estructurada que tiene un uso y utilidad. Éste es el caso de los instrumento musicales, éstos se encuentran a disposición de niños y niñas en diferentes espacios de su cotidianidad.


Cuando un adulto se acerca a un instrumento musical se siente motivado a interactuar con él a partir de sus gustos y habilidades, teniendo en cuenta lo que conoce acerca de ese instrumento. En el caso de los niños es diferente, para ellos un instrumento musical no está limitado a un uso sonoro, ni a una utilidad artística-musical.

Durante los primeros años de vida, el ser humano cuenta con diversos elementos en su pensamiento que le permiten hacer propuestas creativas e innovadoras a partir de la exploración libre del entorno. La plasticidad cerebral, la curiosidad, imaginación, autenticidad y libertad de prejuicios, son características propias de la infancia que dan paso y nos permiten observar construcciones, investigaciones, creaciones, propuestas significativas que se generan a partir de la exploración.

Es así como una guacharaca es útil para descubrir la habilidad de meter y sacar. Unos palos de agua permiten explorar la estabilidad, dejando ver la atención que puede generar el deseo de alcanzar un logro. Las maracas adquieren una nueva utilidad produciendo nuevas sonoridades. 

Que un niño o niña interactúe con instrumentos musicales es la oportunidad para que entre en contacto con la realidad cultural de su contexto, tal cual como durante la historia se ha gestionado. Pero sobre todo es la posibilidad de que a partir de su experiencia personal cree propuestas que transformen la historia.

1 comentario:

  1. Hola Virginia! Me parecen muy acertadas todas tus apreciaciones. Me gustaría que nos compartieras más de tu conocimiento y experiencia. Saludos!

    ResponderEliminar